martes, mayo 08, 2007

2a. JORNADA DE BENDICION DEL VIENTRE GESTANTE

DIOCESIS DE SOACHA
PASTORAL FAMILIAR
La Iglesia al servicio de la VIDA que se encarna en la FAMILIA
LINEA DE ACCIÓN: DEFENSA DE LA VIDA
ACTIVIDAD:
JORNADA DE BENDICIÓN DEL VIENTRE GESTANTE
GRACIAS MAMÁ POR HABER DICHO “SÍ”
FECHA: 12 de Mayo 2007
HORA: 3:00 PM – 6:00 PM
LUGAR: Catedral Jesucristo Nuestra Paz.
OBJETIVOS:
  • Dar Gracias a Dios por el don de la vida representado en las madres gestantes, felicitarlas y agradecerles por la decisión valerosa al haber dicho: Sí.
  • Reconocer en la figura de la Santísima Virgen María, el ejemplo de aceptación incondicional al don de la vida que proviene de Dios.
  • Celebrar como Iglesia el don de la vida a través de la Eucaristía , motivando a las madres y padres de estos bebés para que acompañen desde una Fe viva el crecimiento de sus hijos en “sabiduría, estatura y Gracia ante Dios y ante los hombres”.
ORGANIZACIÓN: Pastoral Familiar de la Diócesis.
INVITADOS: Madres y Padres de bebés en etapa de gestación.
DESCRIPCIÓN:
De las diferentes parroquias de nuestra Diócesis se invitarán a mujeres gestantes, en lo posible, acompañadas por sus esposos o compañeros, para tener un encuentro de acción de Gracias con el Dios de la vida, encomendando a la intercesión de la Santísima Virgen María al bebé y a la madre para una feliz gestación y parto.
Así mismo, se desea darles a conocer que la Iglesia esta ahí, acompañando esa decisión valiente de ser padres y madres.
Hay varias situaciones diferentes que deberán tenerse en cuenta, en todo momento:
  • Los casos de alegría, cuando el embarazo es recibido como un regalo de Dios esperado y buscado.
  • Los casos de tristeza: cuando los padres, o uno de los dos, rechaza al bebé (porque no es el momento.... porque no lo esperábamos todavía.... porque no te cuidaste.... porque qué vamos a hacer....) Es un momento en el cual se necesita hacer una evangelización de la pareja (si existe) para que la bendición de Dios pueda llegar al hogar que acoge la vida naciente.
  • Y los casos de esperanza de aquellos padres y madres que anhelan el inicio de la bella etapa de la gestación.
Es necesario hacer claridad que la bendición consiste en una invocación de la Providencia del Señor sobre el niño y su familia.
Jornadas como ésta, a mediano plazo deberán estar insertas (o mejor el bebé y su familia) en un proceso amplio de preparación para el bautismo, al cual se incorporarán más tarde los padrinos. De esta manera daremos más importancia a esta preparación y se aprovechará su dinamismo en el proceso de la Nueva Evangelización de los hogares.
En cuanto a la fecha (Solemnidad de la Virgen de Fátima), la Virgen María en Fátima, dice a aquellos pastorcitos: “no teman…recen conmigo yo intercederé por ustedes”, hoy como Iglesia nos unimos a esa promesa de la santísima virgen para que nos alcance la Gracia de tener pronto a nuestros bebés entre nosotros.
Celebramos a nuestra Madre y celebramos la vida que nos es dada por mediación de su Hijo, hay un refuerzo de signos: el bebé por nacer y la madre gestante. ¿Puede uno pensar en el uno sin la otra?, Realmente es la misma celebración.
Una sola celebración anual no basta, por lo tanto consideramos conveniente hacer algunas más a nivel local. A partir de la evaluación de esta jornada se espera, que en el segundo semestre en las diferentes parroquias se replique, con la colaboración de quienes sean los agentes de pastoral familiar en cada una de ellas.

No hay comentarios: